fbpx

Queridos Reyes Magos

3-reyes-magos-esinec

Yo siempre tan irrazonable y alternativo. Ya me conocéis…

El caso es que os escribo hoy día 06 de enero, que ya habéis pasado por todas las casas del mundo esta noche, repartiendo vuestra magia y regalos a niños y mayores.

Y no os escribo para pediros nada (eso ya lo hacen todas las demás personas) sino para agradeceros todos los aprendizajes que nos trajisteis en 2020.

El año empezó como cualquier otro. Y recuerdo que en la noche del día 05 de enero estuve viendo vuestra cabalgata con la familia. Todo bien, todo normal.

Incluso a nivel personal y profesional el año tenía muy buena pinta. Gracias a vuestra magia y a la energía e ilusión que le poníamos todo el equipo, ESINEC estaba creciendo más que nunca. Ya estábamos en seis ciudades en España y creciendo en número de alumnos a muy buen ritmo.

Pero de pronto llegó marzo con un bichito inoportuno a más no poder. Y nos paró a todos en seco. De repente: Game Over.

Cientos de miles de personas infectadas, decenas de miles enfermas, miles de muertos… Parón de la economía… Crisis social nunca vista por las generaciones vivas… Parecía que el mundo se iba a terminar.

Muchas personas decidieron optar por lo más común y absolutamente razonable: quejarse amargamente de la situación y tratar de resguardarse bajo el paraguas de las ayudas sociales del Estado (que en muchos casos llegaban tarde y mal).

Otras personas decidieron (decidimos) replantearnos la vida, dar un paso atrás para coger perspectiva, elegir un nuevo camino e ir por nuestros objetivos de esta forma recién estrenada. No modificamos la meta, sino el trayecto hasta ella.

La mal llamada “nueva normalidad” no es más que una especie de solución intermedia a la que no nos terminamos de acostumbrar. Personalmente, he aprendido a vivir con menos abrazos, pero haciendo llegar mi amor a la gente que quiero de forma no física y a veces no presencial.

También he reenfocado ESINEC, junto con el resto del equipo, hacia una escuela totalmente online. Y eso nos ha permitido llegar a más personas, a más ciudades, a más países. Así que hemos perdido los abrazos, pero hemos ganado en capacidad para llegar y ayudar a más gente.

Hemos apostado fuerte por nuevas formaciones y entrenamientos online, combinando cientos de horas de clases grabadas en vídeo con reuniones grupales por ZOOM (en tiempo real) y sesiones de coaching individuales.

Y esto nos ha hecho más fuertes, aunque en un primer momento notamos el golpe económico que suponía no poder seguir ingresando de la forma que lo habíamos hecho durante varios años.

También aprendimos que podíamos vivir con menos, que no necesitábamos una oficina alquilada en un exclusivo barrio de Barcelona, que al no viajar tampoco gastábamos y comíamos más sano en casa.

Descubrimos la importancia de ser conocidos en redes sociales para llegar a más personas, de hacer directos en Instagram y escribir artículos como éste cada semana. Todo ello enfocado y dirigido a que la mayor cantidad de personas posible conociera lo que hacemos y así les pudiéramos apoyar.

Y ahora que hemos empezado 2021 lo hacemos con fuerza, con energías, con una visión renovada de la empresa y de la vida… Y puedo decir que eso es algo fabuloso, fruto del regalo que nos trajisteis el año pasado: la ruptura con lo establecido y la oportunidad de reinventarnos de nuevo.

Este año prometo ser más audaz y atrevido que nunca. Siempre he defendido el ser irrazonable como la manera de llegar a aquellas metas que por ahora se nos han resistido. Seamos, pues, absolutamente irrazonables; cada vez más.

Sólo me queda, una vez más, agradeceros por los regalos que nos dejasteis. Y comprometerme a disfrutar de los que nos habéis dejado esta noche, que seguramente iremos descubriendo a lo largo del año.

Feliz semana,

Por Manu Ramírez

Director General ESINEC

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola, puedes preguntarnos cualquier duda que tengas y te responderemos lo antes posible, en horario de 9:00 a 20:00h. ¡Muchas gracias!