fbpx

Te amo hoy

No hay dos sin tres. Así que esta semana me dispongo a terminar el ciclo de odas al amor en las que utilizo como referentes algunas de las maravillosas canciones de Carlos Rivera.

Si has leído mis dos artículos anteriores (Amo mi locura y Amor con sabor a despedida) sabrás que siempre me refiero a este cantautor como un guapísimo mexicano que ayuda a Laura Pausini en La Voz.

Pero quisiera destacar algo más de él que su belleza exterior. Me gusta su voz, todo lo que transmite cuando canta, y lo que dice cada vez que abre la boca.

Siempre con una tremenda sonrisa, Carlos es un defensor de la gente soñadora. Él mismo lo ha sido y lo es. Y siempre defiende que gracias a su capacidad para soñar y a su dedicación y pasión, ha llegado a realizar todos sus sueños.

Decía mi padre que “obras son amores y no buenas razones”. He aquí el ejemplo de un chico que soñaba con cantar y con mostrarle al mundo lo que tenía dentro.

Carlos nunca se permitió a si mismo creer en los NO que recibía. Cada vez que alguien le decía que no lograría algo, subía su apuesta y su nivel de compromiso. Con perdón por el lenguaje: “¡ole tus huevos, Carlos!”.

Esta semana he elegido la canción Te amo hoy, que interpreta magistralmente junto a Vanesa Martín (cantante, poetisa y compositora española; ¡casi nada!).

Carlos siempre le canta al amor, pero no necesariamente al amor romántico, de pareja, sino al AMOR universal, al que se escribe con mayúsculas, al que puedes sentir hacia cualquier persona e incluso hacia la vida misma.

Empieza su eterna poesía diciendo: “y tocamos la gloria, y estuvimos cerquita de Dios, y yo le agradecí nuestra historia”. Me gusta que ya en el primer párrafo el maestro Rivera agradezca pues la GRATITUD y el AMOR están muy relacionados.

De hecho, en este 2020 he decidido especializarme en ABUNDANCIA, un tema que siempre me había llamado la atención, pero desde otro enfoque.

Cuando hace ya más de veinte años llegó el momento de elegir qué quería estudiar, lo tuve claro: Economía. Yo quería ser rico. ¿Y quién mejor para llegar a ser rico que alguien que entendiera bien cómo funciona el dinero?

Al menos, eso pensé yo al meterme en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Barcelona. Y la verdad es que aprendí un montón… de teorías. Y además todo desde un enfoque de escasez absoluta. Poco AMOR y poca GRATITUD había en las lecciones que estudiaba año tras años.

La propia definición de Economía indica que es “la ciencia de la escasez-elección; el estudio de cómo cubrir necesidades ilimitadas con recursos limitados y susceptibles de usos alternativos”.

Así que estudié la carrera (con un extraordinario expediente académico) y luego empecé a dar clases de esa misma disciplina en algunas de las mejores universidades públicas y privadas del país.

Pasé veinte años en ese mundo, que ahora veo frío y desangelado, aprendiendo y enseñando que la vida es escasa, lo cual infunde un gran MIEDO en las personas. Y obviamente algo en mi interior se revolvía día a día.

Quizás por eso en febrero de 2007 metí la cabeza por primera vez en el mundo del crecimiento personal. Oí hablar de ABUNDANCIA, de que podemos tenerlo todo, que no hay que elegir cuando se actúa desde el AMOR y no desde el MIEDO.

Me ha llevado unos cuantos años entenderlo y captarlo en toda su esencia. ¿Qué tal si dejamos de preocuparnos? ¿Qué tal si abandonamos la mentalidad de escasez y nos dejamos guiar por el amor?

Así que, volviendo al maestro Rivera, sus palabras cobran más sentido que nunca. Sigue diciendo en su canción: “Lo guardé en mi memoria, porque nada es seguro, porque no sé mañana qué pueda pasar. Te amo hoy, hoy te amo”.

Absoluta muestra de mentalidad de abundancia. Si nada es seguro, si la incertidumbre es la gran vencedora de estos tiempos, ¿qué tal si actuamos desde la FE y el AMOR en vez de la DESCONFIANZA y el MIEDO?

Te amo hoy. Esta simple frase de tan sólo tres palabras y ocho letras tiene la fuerza de mover el mundo. Porque “te amo” es la energía más grande del universo. Porque “hoy” es el único momento que existe.

Dos claves poderosas: aceptar y agradecer todo lo que es. La realidad es perfecta tal y como es. No podría haber sido de otra forma. Y con esa realidad jugamos el juego de la vida y, o bien nos quejamos, o bien creamos nuestros sueños.

Así que, si algo te gusta, ámalo; y si no te gusta, ámalo igualmente y entonces trabaja para crear lo que sí quieres.

Es posible. Sea lo que sea que estés pensando, es posible. Tienes la capacidad de crear prácticamente cualquier cosa que te permitas soñar. Eso sí; ponle amor. Ámate a ti mismo o a ti misma, querido lector o querida lectora.

Así que sólo me queda decirte, en palabras de mi admirado Carlos Rivera: “te amo hoy”. Recuérdalo y ve por tus sueños, busca la abundancia en tu vida, y confía en todo lo que es posible cuando te enfocas y le pones amor a la vida.

Te amo hoy. Te amaré siempre. Y desde ese amor que te profeso te doy las gracias por estar aquí, una semana más.

Te dejo, como ya viene siendo habitual, con la letra de esta maravillosa canción, que te recomiendo encarecidamente que escuches.

Feliz semana,

Por Manu Ramírez

Director General ESINEC

 

 

Y tocamos la gloria
Y estuvimos cerquita de Dios
Y yo le agradecí nuestra historia
Le pedí que no se terminara jamás
Lo guardé en mi memoria
Porque nada es seguro
Porque no sé mañana qué pueda pasar
Te amo hoy, hoy te amo

Nos llenamos de besos
Y dejamos que el viento
Pudiera abrazar nuestros brazos abiertos
Mientras tanto llegaban sonidos del mar
Y soñábamos despiertos, nos dijimos “Te amo”
Regalamos segundos que daban más
Vida a nuestra eternidad
Te amo hoy, te amo

Las ventanas se abrieron
Y dejamos que el sol se metiera en tu ropa
Inventamos un tiempo
Uno donde la vida detiene el pasar de los años
Un tiempo, donde nada se rompe
Donde nadie se esconde ni teme a la muerte ni a la soledad

Te amo hoy, y hoy te amo
Hoy te amo, te amo hoy
Te amo hoy, y hoy te amo
Hoy te amo, te amo hoy

Las ventanas se abrieron
Y dejamos que el sol se metiera en tu ropa
Inventamos un tiempo
Uno donde la vida detiene el pasar de los años
Un tiempo, donde nada se rompe
Donde nadie se esconde ni teme a la muerte ni a la soledad

Te amo hoy, y hoy te amo
Hoy te amo, te amo hoy
Te amo hoy, y hoy te amo
Hoy te amo, te amo hoy

Y hoy te amo (Te amo hoy)
Hoy te amo, te amo

Fuente: Musixmatch

Autores de la canción: Carlos Augusto Rivera Guerra

Letra de Te Amo Hoy (En Vivo) (Sessions Recorded at Abbey Road) © Huamasongs Publishing

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola, puedes preguntarnos cualquier duda que tengas y te responderemos lo antes posible, en horario de 9:00 a 20:00h. ¡Muchas gracias!