fbpx

Amor con sabor a despedida

estacion-tren-blog-amor-con-sabor-a-despedida

Siguiendo el hilo de mi artículo anterior, esta semana también hablaré del amor. Pero en esta ocasión, amor con sabor a despedida.

Amor y despedidas no suelen llevarse bien, pero están más relacionadas de lo que nos gustaría. Y es que esta vida es efímera, a veces un suspiro. Y en alguna ocasión el momento final nos pilla desprevenidos, con el pie cambiado.

La semana pasada titulé el artículo “Amo mi locura”, en referencia a la canción de Carlos Rivera, el guapísimo cantante mexicano que acompaña a Laura Pausini en la edición de La Voz España de este año.

Hoy me apoyaré en otra de sus maravillosas canciones, “La luna del cielo”. Toda una declaración de amor eterno. El poeta ha vuelto a hacer de las suyas.

En esta obra el cantautor le pide a su amor (decida el lector si quiere pensar que se refiere a su pareja, a su madre, a un amigo…) que le prometa tres cosas:

– Que, cuando se vaya, se convierta en la luna del cielo

– Que, cuando esté lejos, le haga sentirla cerca

– Que, con un soplo del viento, lo pueda abrazar

Todos sabemos que en algún momento nos vamos a morir. Todos sabemos que todo el mundo va a morir. Pero nos empeñamos en vivir de espaldas a esa realidad. Algunas personas ni siquiera se atreven a utilizar esa palabra.

Y justo en estos momentos de pandemia, en los que están muriendo miles de personas por culpa de ese pequeño cabrón llamado Covid-19 o por algunas complicaciones derivadas de él, deberíamos ser más conscientes que nunca.

Así que quizás éste es un momento tan bueno como cualquier otro para recordarle a nuestra gente que la queremos. O más bien debería decir que la amamos, pues querer y amar no es lo mismo.

El Principito, esa magnífica obra de Saint-Exupéry, nos muestra claramente la diferencia en un pasaje en el que el protagonista le dice “te amo” a una rosa y ésta le responde con un “yo también te quiero”, a lo que él le explica…

Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía. Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes”.

Mientras que “amar es desear lo mejor para el otro, aun cuando tenga motivaciones muy distintas. Amar es permitir que seas feliz, aun cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento”.

Y, teniendo esto claro, ¿qué tal sería recordarle a nuestra gente que la amamos, ahora que aún están aquí?

Empieza la canción del ídolo mexicano diciendo: “preguntas por qué te doy tanto amor, luego sonríes con gesto de emoción. Verte feliz es todo para mí. Eres tan buena. Quiero aprender de ti”.

Y después, de manera indirecta, la deja marchar, como dejándole claro que él estará bien, aunque ella se vaya. Eso también es amar, porque amar implica saber soltar cuando se requiere.

Todos vamos a morir en algún momento. Quizás antes de lo previsto. ¿Quién no tiene a alguien cercano que ha dejado esta vida recientemente?

La duda no es si vamos a morir, sino cuándo y cómo. Pero más allá de esos detalles, que dependen de Dios o de aquello en lo que cada uno crea, lo más importante creo que es vivir y amar antes de que llegue el momento final.

Quizás simplemente hemos venido a esta vida a dar y recibir amor. Y todo lo demás es un cuento que nos hemos contado a nosotros mismos.

Quizás no hacía falta darle un sentido a nuestra existencia, porque ya lo tenía de entrada: amar a todo y a todos, amar hasta que llegue el momento de despedirse, amar incluso después de la despedida.

Amar sabiendo soltar. Amar dejando ser. Amar incondicionalmente, no sujeto a unas expectativas.

Y siempre aceptando la realidad más aplastante que conocemos: que la vida se acaba. Pero el amor no tiene por qué terminar, si lo sabemos entender.

Así que me despido por hoy. Pero antes te diré que te amo porque sí, porque existes y todo lo que existe es perfecto, porque yo decido amar en todas sus formas y expresiones posibles.

Y si te quieres quedar con un solo mensaje del presente artículo, quizás quédate con éste: el abrazo, ahora prohibido, es la mejor expresión de amor puro.

Así que, aunque sea virtual (que esos sí están permitidos), te mando un abrazo envolviendo todo el amor incondicional que siento por ti.

Por cierto, te dejo la letra de la canción “la luna del cielo” debajo de estas líneas. Te recomiendo que la busques y la escuches atentamente. Es preciosa.

Feliz semana,

Por Manu Ramírez

Director General ESINEC

 

 

Preguntas por qué
Te doy tanto amor
Luego sonríes
Con gesto de emoción

Verte feliz
Es todo para mí
Eres tan buena
Quiero aprender de ti

Cuando te vayas
Tienes que prometerme
Que en la luna del cielo
Tú te convertirás

Cuando estés lejos
Hazme sentirte cerca
Con un soplo del viento
Me podrás abrazar

 

Nuestro pacto será

Yo estaré bien
Aquí me quedaré
Tal vez me mires
Y me escuches también

Cuando te vayas
Tienes que prometerme
Que en la luna del cielo
Tú te convertirás

Cuando estés lejos
Hazme sentirte cerca
Con un soplo del viento
Me podrás abrazar

Y tu oración
Voy a repetir
Lo que me enseñaste
Lo voy a cumplir

Cuando te vayas
Tienes que prometerme
Que en la luna del cielo
Tú te convertirás

Cuando estés lejos
Hazme sentirte cerca
Con un soplo del viento
Me podrás abrazar

Nuestro pacto será
Nuestro pacto será

Fuente: LyricFind

Autores de la canción: Carlos Rivera

Letra de La Luna del Cielo © Sony/ATV Music Publishing LLC

2 comentarios en “Amor con sabor a despedida”

  1. Qué bonita reflexión y qué bonito, tierno, vulnerable y reflexivo post. Invita a pensar en la manera que tenemos de demostrar el amor a las personas con las que convivimos en cualquier área de nuestra vida.

    Y también pellizca el corazón abriendo en él las ganas de acercarte a tu gente para decirle que la amas y, así, darte cuenta que tienes la posibilidad de amar a todo el mundo y todas las cosas. De amar la vida. Así, de forma simple, llana y pura.

    Gracias por crear este texto maravilloso. Te amo ❤️

    Responder
  2. Pero que bonito Manu y que profundo y cuanta razón tienes…pero estamos acostumbrados a querer sin soltar y ese es el problema, por eso sufrimos tanto cuando perdemos un ser querido o a una pareja o a un amigo… esta reflexión tuya me hace pensar que somos egoístas y que cuando decimos te quiero es como si quisiéramos poseer a esa persona querer es desde el egoísmo sin embargo amar es desde el corazón y si amas de verdad aunque duela tienes que respetar si ese amor no es correspondido y cuando perdemos a un ser querido aunque duela mucho más acabar aceptando que así es la vida y que todos llegaremos a ese final, yo perdí a mi padre hace ya unos años, pero sabes? El sigue vivo en mí porque siempre lo llevo en mi corazón.
    Un abrazo con mucho amor ❤️

    Responder

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola, puedes preguntarnos cualquier duda que tengas y te responderemos lo antes posible, en horario de 9:00 a 20:00h. ¡Muchas gracias!